September 24, 2017

Creo que hay pocas películas latinoamericanas que traten con respeto a la comunidad LGTB y la chilena UNA MUJER FANTÁSTICA a su suma a este selecto grupo a pesar de las fallas que yo le encuentro en un primer visionado.

El relato sobre una mujer transexual intentando sobrellevar el luto por la muerte de su pareja y los prejuicios de la sociedad es llevado con responsabilidad por el director Sebastián Lelio aunque es inevitable verle las costuras a la historia. Hay escenas armadas con la obvia necesidad de colocar emociones dentro del espectador con drama mal planteado y no dejar que las reacciones crezcan por si mismas, algo que un cineasta con mayor experiencia habría hecho con más sutileza.

Otro aspecto que encontré cuestionable fue un uso torpe del lenguaje cinematográfico para escenas claves de la cinta. Un ejemplo, sin ánimo de spoilear, es el momento en el que Marina (la protagonista) le reclama a la familia de su pareja por sus actitudes negativas hacia ella.

Lelio usa encuadres y tomas que uno podría relacionar al cine de terror, específicamente al sub-género de los slashers, dejando un poco al aire sus intenciones con esa elección de imágenes para transmitir la frustración del personaje principal. Esto se proyecta luego incluso en la banda sonora de Matthew Herbert, que desconecta totalmente en las escenas más crudas y reflexivas.

Estas torpezas narrativas no dañan a la película en su totalidad porque hay un entendimiento hacia la realidad LGTB que corresponde a un trabajo cercano con representantes de estos grupos como asesores en la escritura de la cinta y como protagonista, ya que todo el peso actoral recae en el innegable talento de Daniela Vega, cantante lírica y actriz transexual que fue musa  e inspiración del proyecto.

Todo el resto del reparto gira alrededor de Daniela y todos lo hacen con relativa solvencia gracias a la pasión que ella impone en cada linea que recita, destacando en sus interacciones con  Aline Küppenheim y el ya conocido por estos lares, Luis Gneco. 

Ser una propuesta valiente puede ser un valor que no todos consideren como algo destacable en términos cinematográficos pero… ¿No es el cine una de los formas más masivas de expresión para el ser humano? ¿No se trata siempre de contar una historia que encontrará su valor en la audiencia y el tiempo?

UNA MUJER FANTÁSTICA es el legado al séptimo arte de una gran parte de la población que se ve atacada a diario y un grito que busca ser escuchado a través de las pantallas gigantes. Hay que escuchar.

Valoración: ★★★

Luis es periodista especializado en temas culturales, crítico de cine y conductor del Podcast Infinito.

Luis M. Santa Cruz