December 11, 2017

SOLA CONTRA EL PODER, estrenada originalmente como MISS SLOANE es un caso raro. En la superficie es un experimento tramposo que intenta ser inteligente de forma descarada pero que se libra de todos los balazos y la negatividad por una soberbia actuación de Jessica Chastain y un elenco que sabe aprovechar su magnetismo.

John Madden, recordado por la “polémica” SHAKESPEARE ENAMORADO, no es bueno en las sutilezas pero aquí está mucho más controlado. La intriga política/ legal que propone, en medio del debate sobre el uso de armas, es manejado con buen pulso aunque hay uno que otro exceso en la representación de los hechos que a más de uno hará levantar las cejas en señal cuestionamiento.

Aunque el anterior párrafo suene hiriente, es necesario mencionar que SOLA CONTRA EL PODER hace una de las recreaciones más realistas del funcionamiento del poder en los Estados Unidos y ese punto gris conocido como el lobbysmo, tan vapuleado en nuestro país pero que en el extranjero es regulado y expuesto.

Pero si hay algo que debemos admitir es que el film consigue – con bastante gracia – una meta que hemos criticado mucho por estos lares: el plot-twist, la sorpresa, el giro final. No se siente forzado ni sacado de la manga aunque un análisis mayor puede revelar algunas casualidades tolerables.

Todo lo que se ha dicho queda en un segundo plano porque los actores convierten a esta película en algo más elevado que un entretenimiento pasajero. Redondos cada uno de ellos, incluso las actuaciones más secundarias y haciendo énfasis en la espectacular Jessica Chastain que domina cada una de sus escenas e interacciones frente a la cámara. Un personaje femenino fuerte y en el que se exploran diferentes facetas que otros autores hubiesen ignorado, como su vida sexual, sin que se creen estigmas alrededor.

Mark Strong, Allison Pill, Sam Waterson y Gugu Mbatha-Raw están sólidos mostrando las reacciones de la discusión por ambos lados y ellos hacen que la experiencia sea dinámica y que nos involucremos emocionalmente.  Pero queremos destacar al increíblemente talentoso  Michael Stuhlbarg, uno de los mejores actores de su generación y que el cine independiente viene sacando jugo desde hace años. Otra historia es el cine más comercial, que le da papeles menores e irrelevantes en melcochas como DOCTOR STRANGE

Es llamativa la indiferencia de la mayoría de premiaciones hacia SOLA CONTRA EL MUNDO. De por sí ya era malo que los Oscars prefirieran al planísimo papel de Meryl Streep simplemente por ser Meryl Streep en lugar de Amy Adams en LA LLEGADA/ANIMALES NOCTURNOS. Pero ese espacio pudo ocuparlo también Chastain y esas injusticias duelen.

En resumen, SOLA CONTRA EL MUNDO es un notable entretenimiento que depende de su elenco, una expresión que no se escucha mucho en el cine de las grandes carteleras. ¿Un milagro? No. Pero sí es una buena oportunidad.

Valoración: ★★★

 

 

 

 

Luis es periodista especializado en temas culturales, crítico de cine y conductor del Podcast Infinito.

Luis M. Santa Cruz