September 26, 2017

La situación cotidiana de una emergencia ya augura ser buen tema de un filme. LÍNEA DE EMERGENCIA cumple con este requisito al tratar con mucho tino lo que ocurre en el servicio de la línea telefónica 911 de los EE.UU. Halle Berry fue elegida adecuadamente como la protagonista, ya que suele interpretar con mucha veracidad a personajes con un gran estrés emocional.

Esto es lo que se tiende a perder de vista en la realidad de un trabajo rutinario: la parte emocional del asunto, más aún cuando se requiere específicamente no involucrarse demasiado con el sujeto al que se le da un servicio. La situación por la que Berry pasa con el personaje de Abigail Breslin, la ya adolescente talento de Hollywood, es tomada de modo muy clásico y convincente. Tanto Berry como Breslin te llevan en un viaje tormentoso donde los desencadenantes suelen ser fatales, reales, y lamentablemente ya cotidianos en la realidad de muchos países: el secuestro, abuso sexual y homicidio de adolescentes mujeres.

El guión es lo más destacado del filme. Cada reacción personal está bien explicada, elaborada, y puesta de manera natural y adecuada, como suele darse en la realidad. De hecho que existen componentes extraordinarios para captar la atención del público, pero no se abusa de ellos sino hasta el final. Aunque allí las acciones de las protagonistas no son las esperadas necesariamente, se recurre mucho a un componente superheróico que no convence demasiado. En todo caso, al ser una película corta, solo se desperdician un par de minutos en elementos menos idóneos: el resto coge por sorpresa y hace que el tiempo vuele.

Valoración: 🙂 🙂 🙂