December 11, 2017

En mi anterior crítica decía que ÚLTIMOS DÍAS EN LA HABANA iba a dividir a los críticos y la audiencia pero LA REGIÓN SALVAJE va a ir más allá. Va a generar tantas opiniones encontradas que ninguna opinión (“profesional” o del público) tendrá un valor real sobre la experiencia, primando el valor subjetivo de la reseña y la recomendación.

Desde la primera escena, el mexicano Amat Escalante pone las “cosas claras”: esta no es una película común y corriente. La escena, que no tengo ánimos de spoilear, parece la obra de alguien que se tomó demasiado en serio el hentai pero te recuerda que “ya no estamos en Kansas”, citando lineas de EL MAGO DE OZ.

Encuentro que toda LA REGIÓN SALVAJE sirve como una metáfora sobre las formas en la que se puede explorar la sexualidad y las restricciones que la sociedad nos impone aunque los métodos de transmitir este mensaje sean tan diferentes a lo esperado.

La idea de que encerramos nuestros placeres en ocultas cabañas en medio de la nada está plasmada literalmente a lo largo de la propuesta y no explico más porque siento que es necesario llegar a verla con la menor información posible.

Lo que eleva la propuesta de la cinta mexicana – más allá de la creativad – son sus cojones para jugar con los géneros cinematográficos de forma tan caprichosa, con esa aura de ciencia ficción mientras relata un drama familiar. Aprecio mucho esta nueva ola de relatos cinematográficos y televisivos que parecen provenir de un episodio de LA DIMENSIÓN DESCONOCIDA, contando relatos sobre la humanidad en escenarios aparentemente extraños.

Eso se suma a una atmósfera envolvente y bien lograda, cautivadora y que juega con el misterio alrededor de lo sobrenatural. Gracias a este entorno, las actuaciones se vuelven sombrías y pesadas pero de forma necesaria.

Entonces son notables los roles de Simone Bucio y Ruth Jazmin Ramos, reforzando el fuerte papel femenino que se siente en gran parte de las participantes de este año en el Festival de Cine de Lima. Es uno de los puntos fuertes del filme ver como ellas se enfrentan, de diferentes formas, ante un hecho tan impresionante y que a la vez  se siente mundano.

Hablaría de los efectos especiales y el diseño de cierto elemento fundamental en la trama pero siento que es una conversación que tendrá lugar más tarde.  Solamente me queda decir que LA REGIÓN SALVAJE es una cita impostergable con el cine, en la que hay que aceptar las reglas y unirse a la fiesta.

Valoración: ★★★★

 

 

 

Luis es periodista especializado en temas culturales, crítico de cine y conductor del Podcast Infinito.

Luis M. Santa Cruz