September 23, 2017

Stephenie Meyer escribe best-sellers, y La Huésped no deja de tener el atractivo necesario para haberse convertido en uno. Su versión fílmica cuenta con buenos jóvenes talentos, así como con actores de reparto de calidad. Pese a todos estos elementos, esta película no llega a contar de manera fidedigna las revoluciones de la historia, y se debe recurrir a cierta rigidez para entenderla del todo. Ello nunca pretende ser el objetivo de contar una trama, pues tiende a la malinterpretación.

Melanie/Wanda son personajes llevados delicadamente, y dejan una buena impresión como fuentes de soporte dentro de la historia. No sucede tanto así con los otros dos protagonistas, quienes no cumplen realmente con su rol aquí: los personajes de Jared e Ian. No sucede bajo responsabilidad de los actores sino de la edición de escenas. En el filme se pretende mostrar el mundo alternativo de la historia, pero no se enfatiza lo importante: no hay que olvidar que, después de todo, ésta es una historia de amor, y de encuentros y desencuentros.

Hay mucho que entender acerca de las reacciones sentimentales de los personajes relacionadas a la invasión alienígena, más que del suceso histórico en sí. El que los integrantes de la resistencia tengan tensiones personales, surjan confusiones como las de Ian y Jared respecto al cuerpo invadido de Melanie por Wanda, y la batalla interna de La Buscadora con Lacey (Diane Krüger) son poco considerados como puntos de quiebres para los eventos del relato. Da la impresión que todo sucede muy rápido y no se entiende bien por qué. Algunos motivos no se llegan a comprender del todo para la inflexión natural de los sucesos.

Igualmente, cabe destacar que el universo presentado aquí resulta fascinante, atractivo y entendible para todo público. Se podría rescatar una mejor ubicación del romance dentro de la situación particular del filme. La historia está bien contada en texto para un público determinado, pero podría haberse aprovechado mejor en audiovisual.

Valoración: 🙂 🙂