September 26, 2017




La nueva entrega de INFRAMUNDO es un ejercicio cinematográfico que deleitará a los seguidores de la saga sobre vampiros y hombres lobo, pero que dudamos tenga un buen recibimiento entre los que busquen un buen espectáculo o simplemente un entretenimiento ligero.

La película dirigida por Anna Foerter (quien anteriormente ha dirigido episodios de Criminal Minds u Outlander) es divertida cuando se limita a ser un festín de golpes y patadas pero los problemas comienzan cuando busca ponerse de pie como historia, gracias a un guión que abusa de los diálogos expositivos y las explicaciones innecesarias. O que introduce elementos totalmente descabellados, incluso para un filme de este corte.

Los fallos con el guión involucran también al desarrollo de los personajes. Algunos de los actores –sobre todo los secundarios– podrían haber sido reemplazados por CGI y efectos especiales porque nadie se daría cuenta, debido al desgano y poca credibilidad con la que recitan sus líneas.

Sobre lo anteriormente mencionado, hay que rescatar ciertas participaciones en el elenco. Kate Beckinsale se encuentra en su salsa con un papel que conoce de memoria y Lara Pulver vuelve a hacer gala de su sensualidad y elegancia británica como ya lo hizo al interpretar a Irene Adler en Sherlock. Tobias Menzies encarna a un villano regular, pero una saga como INFRAMUNDO no necesita la profundidad de Hans Landa o Hannibal Lecter.

Es necesario hacer énfasis en la acción, probablemente el elemento más destacado de esta franquicia. Si bien ofrece lo esperado, ni más ni menos, llega a molestar el estilo de acelerar el movimiento de la cámara, como una especie de anti slow motion para generar una falsa sensación de adrenalina.

Otros elementos de interés entre los seguidores de la saga son el vestuario y efectos especiales. En este caso, lo primero se limita a mucho cuero negro y apretado, mientras que lo segundo es uno de las principales deudas de la película. El efecto especial del villano principal, Marius, como un hombre lobo humanoide, hace que recordemos “maravillas” visuales como el monstruo escorpión de LA MOMIA 2.

El balance final nos lleva al inicio. Si eres fan de INFRAMUNDO, esta película será una hora y media memorable entre canchita y gaseosa. De caso contrario, habrá que ir con la mente muy abierta.

Valoración: ★★




Luis es periodista especializado en temas culturales, crítico de cine y conductor del Podcast Infinito.

Luis M. Santa Cruz