December 17, 2017

Hay cierto tipo de película que yo encuentro particularmente desesperante. Más allá de los géneros y estilos, hay filmes que entran a la categoría de “Dios-mío-que-desesperante-este-personaje-que-toma-decisiones-tan-estúpidas” y sin duda ese es el caso de EL VIGILANTE.

No quiero decir que la opera prima del mexicano Diego Ros sea mala porque no lo es. Ros tiene habilidad y conocimiento para colocar la cámara en los lugares exactos y transmitir una tensión profunda pero que lamentablemente no lleva hacia nada palpable. Todos los esfuerzos se centran en mostrarnos una sucesión de situaciones que no hacen más que cuestionar mi fe en la coherencia dentro de este mundo.

Es normal que un personaje tome malas decisiones pero el problema es que en este caso todas se sienten como un capricho del guionista y no como un paso natural dentro de la narrativa. Es fácil e incluso incómodo ver la mano de Ros (que también escribe) en cada “sorpresa” que va apareciendo ante el vigilante que da titulo al largometraje, en medio de un turno nocturno que parece nunca terminar.

Luego de un arranque prometedor, la película va cayendo en el problema mencionado en más de una oportunidad y termina a flote por un trabajo relativamente convincente del actor Leonardo Alonso y un buen trabajo de cámaras que destaca sobre todo en una escena en la que hay primeros planos de una maqueta con una caprichosa pero hermosa iluminación… que se pierde entre todos los demás tropezones argumentativos.

El cinta logra explorar temas como la corrupción policial y la violencia mexicana pero aquello se siente como un segundo plano incluso cuando esas tramas paralelas te revientan en la cara. Hay que reconocer que la construcción de estos puntos es bastante decente y que la gran traba se encuentra en la ejecución de las ideas pero no en las ideas mismas.

Por eso encuentro que EL VIGILANTE es un ejercicio que, más que dejarme conforme, me alienta a seguir la carrera de Diego Ros y esperar que en un futuro no tan lejano nos sorprenda con un guion más estimulante en el que pueda plasmar sus evidentes virtudes como director.

Valoración: ★★

Luis es periodista especializado en temas culturales, crítico de cine y conductor del Podcast Infinito.

Luis M. Santa Cruz