September 22, 2017

Va a ser difícil hablar de la chilena CAMALEÓN. Jorge Riquelme Serrano  nos regala una cinta que algunos entusiastas compararán de alguna forma con trabajos de Verhoeven e incluso Haneke – lo escuché entre las butacas de la función de prensa – pero que se queda lejos de esa complejidad a pesar de sus buenas intenciones.

El arranque de la película es lento pero necesario, lanzándote una escena confusa  e incómoda que va a tomar forma y sentido casi a la mitad  del metraje y que algunos podrían considerar un spoiler. La presentación de los pocos personajes (tres, para ser exacto) se toma su tiempo en cuajar y es necesario que sea así para que los giros que van desarrollándose tengan mayor efecto.

Creo que es sorpresivo como la cinta salta de ser una recreación cotidiana  sobre las parejas LGTB para convertirse en un thriller y luego volverse un análisis sobre las consecuencias de la violencia. Estas dos fases finales son las que generan las comparaciones con los trabajos de los directores mencionados en el primer párrafo pero creo que Riquelme todavía no tiene la experiencia necesaria para hacer que esta evolución de tramas y géneros fluya con completa naturalidad.

Aún así, creo que es valiente la forma en la que el director chileno plasma sus ideas aunque el morbo y el facilismo para transmitir lo sórdido de ciertas escenas se escapa por momentos. Todo lo anteriormente dicho (sobre todo lo bueno) está apoyado en un sólido elenco en el que resalto a Paula Zuñiga y sus últimos quince minutos que elevan notablemente la propuesta de este film.

Gastón Salgado, que tiene el papel en el que más fácil era caer en excesos o clichés, sale exitoso de su tarea aunque prefiero no dar más detalles al respecto. La propuesta se alimenta de sus actuaciones muy teatrales, acorde de una película que se desarrolla en ambientes pequeños y reducidos.

Usé la palabra “incómoda” allá arriba y voy a quedarme con ese concepto para definir los extremos positivos y negativos del filme. La incomodidad está presente como resultado de una búsqueda consciente pero también por algunos estereotipos negativos que le atribuye a la comunidad LGTB.

CAMALEÓN, con sus inevitables fallas de ópera prima, es una refrescante puesta  en escena (en lo narrativo y lo estético) y una revisión de las fórmulas del suspenso que son necesarias en el cine latinoamericano.  Recomendada.

Valoración: ★★★

 

 

Luis es periodista especializado en temas culturales, crítico de cine y conductor del Podcast Infinito.

Luis M. Santa Cruz